la crianza es un lucha en la que todos los dias ganas batallas, aunque sabes que nunca ganaras la guerra

jueves, 10 de diciembre de 2009

el bote de melocoton

nos estamos acercando ya a las fechas de las cestas de navidad y de las comidas de empresa
y esta mañana, despues de dejar a mi princesa en la guarde he pasado por un cruce y se me ha venido un recuerdo a la cabeza
nos ponemos en situacion
cruce en una Ronda de Murcia, avenida ancha y larga
ah, claro y mi curro a menos de tres minutos, y con el movil siempre encendido
a lo que iba, un twingo, si,ese carricoche como diria super-aca
lanzado por la avenida, se pone un semaforo en rojo
sale un coche del cruce(da igual que coche y quien se salto el semaforo)
en fin, el twinguicillo sale volando, casi literalmente
y ahi, en ese cochecillo que iba una cesta de navidad
ring ring y salimos corriendo, dos minutos y en el sitio
el revuelo en la calle, mucha gente pululando alrededor
y que veo?
si, me quedo perplejo
un tipo, joven , con un salchichon corriendo delante de nuestra furgoneta
como?
pues si, vamos a ver a los accidentados,que esta vez salen por su pie y con poco mas que chichones
alrededor ya no queda casi nadie
el coche destrozado, sin cristales, una cesta de mimbre vacia dentro
alrededor solo quedan los curiosos
la conductora llorando
y alli que estamos intentando tranquilizarla
y a todo esto que se acerca un señor
como disculpandose
lo siento, en voz bajita
sola ha quedado esto
y ahi que le da un bote un melocoton en conserva
el resto de la cesta, que despues del porrazo habia salido despedida del coche
pues ...se lo habian llevado todo
los del paso de peatones han cogido todas las cosas del suelo
nos quedamos callados
nadie se acreca a los heridos
pero todos se llevan su trofeo
el que menos un turron
los que mas el salchichon

y yo lo pregunto a mis compis:
¿quien se ha llevado el jamon?

5 comentarios:

  1. Menudo episodio. Da que reír y que pensar, porque no hubo daños personales. Desde luego, lo último que se me ocurriría en un caso así es coger un salchichón y salir corriendo -entre otras cosas, porque no como nunca carne-, ni ninguna cosa que hubiera salido del coche, pero ya se sabe que la necesidad es muy canallla, o la codicia humana, que a veces es eso y no necesidad. Se habrán quedado tan anchos y satisfechos con su pastilla de turrón o lo que sea. Cómo es la gente.

    ResponderEliminar
  2. Para que veas que la vida son dos dias, y que lo que ahora tienes, en un minuto,zás, ya no lo tienes.
    Lo que está claro es que lo que menos nos gusta de las cestas de navidad, son los melocotones en almibar.
    A mí una noche, me explotó uno en la despensa de la navidad anterior, joder que susto nos dió el buuuum.

    ResponderEliminar
  3. Qué disparate! cómo ser así la gente?

    ResponderEliminar
  4. Uff! parece que ahora hablo indio

    ResponderEliminar
  5. Y mi salchichón? Buena historia, episodio como dice Fuensanta. Siempre hay que reirse, de los carricoches, por supuesto.

    ResponderEliminar

dime lo que quieras,
dime lo que piensas,
de todo puedo aprender